Caminos del Vino




Puede conocer la magia del Vino realizando una excursión en el Camino del Vino, degustando nuestros mejores vinos y visitando las mejores bodegas del país.
Argentina comparte con otros países (Sudáfrica, Australia y Chile) una franja ubicada entre el paralelo 32º al 38º que resulta óptima por suelo, agua y clima para producir y elaborar vinos con cepas de gran calidad. Particularmente Mendoza, por su irradiación solar, sus suelos pedregosos y su gran amplitud térmica, condiciones ideales para el cultivo de las variedades más finas de vid, es la zona vitivinícola por excelencia del país. Las cepas tintas más características son el Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot. Entre las blancas podemos mencionar: Chenin, Sauvignon Blanc y Riesling.
Los primeros en elaborar vinos en Argentina fueron los jesuitas, en el s. XVI. Pero la producción profesional de vinos comenzó en el s. XIX, con la llegada de inmigrantes españoles, italianos y franceses al país.
En los departamentos de Luján de Cuyo y Maipú se encuentra la mayor cantidad de bodegas de la Provincia. Casi todas se encuentran abiertas a público y turistas, y ofrecen la posibilidad de conocer las instalaciones, degustar y comprar los vinos que allí se elaboran.